RB Leipzig, ¿el Leicester de la Bundesliga?

El modesto equipo comparte la cima con el poderoso FC Bayern Munchen. Por Ezequiel Daray.

280577
Compartir video
Insertar video
Tamaño del video

Todos hablan de ellos, como desde hace unos meses. Pero, claramente, ha cambiado el punto de vista. Hace algunos meses era el equipo más odiado de la Bundesliga, por algo que ahora les contaré. Ahora, es la nueva cenicienta y, aparentemente, el único capaz de parársele de frente al poderoso FC Bayern para hacer la Bundesliga aún más apasionante. ¡Ah, disculpen! Estoy hablando del RB Leipzig. 

En una liga en la que los clubes llevan números en sus nombres, para mostrar que fueron fundados en 1892, como el Hertha, 1904 (Schalke) o 1909 (Dortmund), el Leipzig debería llevar el número 09. Pero sería engañoso, porque en realidad fue fundado en 2009, hace apenas siete años. Pero también, en un liga en la que los clubes son privados, pero de los socios, la historia de cómo surgió el Leipzig atenta contra la tradición del fútbol alemán. 

LOS TOROS CUMPLEN Y ALCANZAN AL FC BAYERN MUNCHEN

LO MEJOR DE DAS LIGAHAUS AQUÍ

Por norma, ninguna empresa o privado puede tener más del 49% de las acciones de un club. El 51% debe ser de los socios, bajo la regla conocida como “50+1”. Había, hasta ahora, dos excepciones. Una es el Bayer 04 Leverkusen, fundado por los empleados del laboratorio en 1904. El otro es el Wolfsburg, creado por la automotriz alemana, junto con la ciudad, en 1948. Ocurre que estos clubes nacieron antes que la Bundesliga (1963) y son obligados a que las empresas madres se comporten como simples sponsors, para no desbalancear las finanzas de ningún club. 

Dietrich Mateschitz, dueño de la famosa empresa que fabrica la bebida que “te da alas”, siguió el consejo de su amigo Franz Beckenbauer y compró un club alemán. Dueño de los New York Red Bulls, de la MLS, y del RB Salzburg, en la liga austríaca, quería tener su club alemán. Como no podía comprar a un Bayern o Dortmund, eligió al SSV Markranstadt, equipo de Leipzig que jugaba en la quinta división, y le compró la franquicia en 2009. 

Beckenbauer le dijo claramente: “no hay equipos de Alemania del este en primera división, y no hay ningún equipo fuerte en Leipzig”. El negocio era perfecto. Con un gran estadio, remodelado para el mundial 2006, se quedaría con los fans de toda una ciudad como Leipzig, que tiene 560 mil habitantes, siendo la cuarta más poblada en todo Alemania. Una salvedad, a la quinta división no alcanza la ley del “50+1”, así que técnicamente todo fue legal. 

Le pusieron RB Leipzig, para usar las siglas de la mundialmente famosa bebida, con el pretexto de que en realidad significa “Rasen Ballsport”, o “Deportes de pelota sobre pasto”. El resto fue comprar jóvenes, invirtiendo mucho dinero, y confiar, en la última etapa en el experimentado Ralf Rangnick. El alemán, tenía como palmarés títulos con el Schalke y ser el responsable del ascenso del Hoffenheim e, inmediatamente, realizar una de las mejores campañas en la historia de un equipo ascendido, consagrándose campeón de invierno en 2008. 

Rangnick fue el técnico del ascenso, y a partir de ahí el proyecto pasó a “fase 2”. El alemán se transformó en Director Deportivo y trajeron a un compatriota de Mateschitz, el austríaco Ralf Hasenhüttl, para ser el nuevo DT. Hasenhüttl venía de ascender al Ingolstadt (otro club joven, fundado en 2004) y hacer con él una gran campaña en la primera temporada en la Bundesliga. 

Armaron un equipo de jóvenes, ya que nunca compran jugadores de más de 24 años. Pero gastaron una fortuna, superando los 50 millones de euros, para esta temporada. Pongámoslo en contexto: primero está el Dortmund, con 109,75 millones, segundo el Bayern con 70, tercero Wolfsburg (53,5) y cuarto aparece el Leipzig. Nada mal para un recién ascendido. 

Entre las nuevas promesas adquiridas, gastaron 15 millones en Naby Keita, aunque fue más una transferencia de activos, ya que era propiedad del RB Salzburg. La otra gran incorporación fue Timo Werner, que por 10 millones de euros llegó del descendido Stuttgart. 

Hasta aquí, y luego de 10 fechas, están primeros junto al Bayern. Recordemos que el poderoso equipo de Múnich siempre peleó la Bundesliga y, según la época, sus rivales fueron el Schalke, el Werder Bremen, el Gladbach, el Hamburgo y, más recientemente, el Borussia Dortmund. Ahora el rival apareció del lugar menos pensado, la Bundesliga 2.

 ¿Será el RB Leipzig el nuevo Leicester? Por ahora no hablan de títulos. Rangnick, con algo de falsa modestia, dice que el objetivo es quedarse en primera. Por un lado, todos los odian por “evadir” las reglas. Por otro lado, es la gran esperanza de que el Bayern no la tenga tan fácil. La Bundesliga es apasionante y, aparentemente, este año no será la excepción.

Deja tu comentario