El club más loco de la Bundesliga

Conoce en detalle al 1.FC Köln, el club de carnaval.

293792
False

Colonia tiene poco que ver con el resto de Alemania. Si en Stuttgart un puente se construye en seis meses, aquí puede demorar dos años, y a nadie va a importarle. La gente tiene un espíritu festivo, que heredaron de los romanos, fundadores de la ciudad, algunos años antes de Cristo.

Aquí se celebra una de las fiestas más tradicionales de Alemania: el Carnaval. Lo que empezó siendo un acto para espantar a los dioses del invierno, hace varios siglos, se transformó en una loca fiesta en la que la única regla es que no hay reglas.

En este punto se estarán preguntando para qué les contamos esta historia, que es más apta para Discovery Channel que para Fox Sports. Bueno, resulta que el club de la ciudad, el 1. FC Köln, heredó los mismos genes, y vive el Carnaval como ningún otro equipo en el mundo.

Para entender al “personaje”, basta con decir que, al comienzo de la temporada, el equipo y los hinchas hacen una misa en el enorme catedral gótica de la ciudad, y cantan el himno del club. Tienen una mascota viviente, el chivo “Hennes VIII”, que es la estrella del club. Todo nació como una broma de carnaval que le hizo un circo que pasaba por la ciudad en 1950, regalándole el chivo al club. “¿Qué hacemos con él?”, se preguntaron. Lo adpotaron, y forma parte de la camiseta del club, desde 1954.

La ciudad se vuelve loca el 11 de noviembre (11/11), a las 11:11. Es el comienzo oficial del Carnaval, y, desde ese día, en la calle se pueden ver señoras mayores disfrazadas, policías con narices de payaso o cualquier cosa, que se salga de lo normal. Claro, el club tiene que hacer lo mismo.

Ese 11 de noviembre se produce el entrenamiento más loco, con todos los jugadores disfrazados, bebiendo cerveza con los hinchas (también con disfraces), que los van a ver. Al fin de semana siguiente, el equipo jugará con una camiseta con un diseño único, sólo para ese partido. El motivo lo crea la asociación de Carnaval de Müngersdorf (el barrio en donde está el estadio), imitando los trajes con los que desfilarán en Carnaval.

El período de fiesta se extiende hasta ahora, en febrero. Hoy jueves se produce el “Weiberfastnacht”, o el día en que las mujeres toman el control de la ciudad, y el alcalde les entrega las llaves. Pero el epicentro será el lunes, en el famoso desfile del “Rosenmontag”, o “Lunes Rosa”.

Cientos de carrozas, de las distintas asociaciones, desfilan por la ciudad, ante la mirada de 1 millón de personas disfrazadas en la calle. Claro, una de esas carrozas es la del 1. FC Köln, y allí desfilan las figuras del equipo, totalmente disfrazadas, celebrando con los hinchas. Los jóvenes en la calle gritan “Kamelle...”, que en el dialecto local significa “dulces”. Y es así que veremos a Anthony Modeste, Jonas Hector o hasta el propio Toni Schumacher (vicepresidente del club y ex arquero de Alemania en México 86), arrojando chocolates a los chicos.

La ciudad se vuelve loca esta semana, y es por eso que el Köln nunca juega de local en este fin de semana, porque no alcanzaría la policía existente en Colonia, para cuidar ambas cosas. “Kölle alaaf”, se escucha por las calles, que es un saludo típico en dialecto antiguo (sólo se usa en Carnaval).

Cuando este fin de semana vean los partidos de la Bundesliga, en Leverkusen, por ejemplo, notarán que hay mucha gente disfrazada en las tribunas. El Carnaval es grande en Colonia, y también se vive en Gelsenkirchen, Dortmund y, sobre todo, en Mainz. Pero ninguno de estos equipos se involucra tanto en el festejo como las “cabras de Müngersdorf”. Son, tal vez, el equipo más loco de la Bundesliga.

Deja tu comentario