Pacquiao le pone alegría y Broner brillo a su pelea en Las Vegas

Ambos hicieron el arribo oficial al hotel de la pelea y mostraron perfiles muy diferentes. Se enfrentan el sábado y transmite FOX Premium Action y FOX Sports Premium en Chile.

392443
Compartir video
Insertar video
Tamaño del video

Ya comienzan a calentarse los ánimos en la fría y lluviosa Las Vegas, en pleno desierto de Nevada. Manny "Pacman" Pacquiao, campeón mundial de peso welter de la Asociación Mundial de Boxeo (AMB) y Adrien "The Problem" Broner hicieron este martes el arribo oficial al hotel MGM Grand, donde el sábado se verán las caras en la primera gran pelea de 2019.

Centenares de fanáticos se dieron cita en el lobby del hotel, donde se montó un cuadrilátero conmemorativo que estará emplazado allí durante toda la semana, y el martes además también un escenario para recibir a los contendientes.

Broner llegó antes, tal su condición de retador y cumpliendo con hacer la primera entrada. El estadounidense realmente brilló. Centellas emergieron de su muñeca, pecho y orejas ya que "The Problem" se llenó de joyas para mostrarse en público en Las Vegas.



"Esto es para los que somos del barrio", dijo, un mensaje que podría sonar contrario a su ostentación pero que en el mundo de Broner es una muestra de superación personal. Ese concepto de hombre criado en las calles y que de la nada se convirtió en un atleta que recibe pagas millonarias es recurrente en su narrativa. Y para esta pelea el estadounidense la reafirmó como pocas veces.

"The Problem" dice que se siente cómodo aunque no sea el favorito (las apuestas lo tienen abajo) y sueña creíble. Aunque lo cierto es que si el sábado no termina con la mano en alto serán ya tres peleas consecutivas sin ganar y más de cinco años sin vencer a una figura de relieve. Su último triunfo importante fue en junio de 2013, cuando derrotó por puntos a Paulie Malignaggi.

Desde el punto de vista de quien esto escribe, el carisma y su poder taquillero es lo que mantienen a flote a Broner. Más allá de sus resultados sus números de convocatoria a nivel televisivo y de venta de boletos siguen dictando en gran parte el ritmo de la industria del boxeo.

Pacquiao en cambio se mostró muy distendido y sonriente, tanto en su subida al escenario como en una pequeña rueda de prensa que sostuvo con pocos medios, entre los que estuvo presente este cronista. Su mensaje fue de alegría por estar de regreso en los Estados Unidos luego de más de dos años sin combatir en este país.

"Fue muy bueno ponernos al día luego de tanto tiempo", dijo el campeón mundial tras otorgar casi 45 minutos de preguntas y respuestas. Muchas de sus respuestas provocaron carcajadas como cuando recordó que lo primero que hizo al ganar el campeonato superwelter del Consejo Mundial de Boxeo (CMB) fue decirle a los directivos del organismo que ni se lo den porque no pensaba defenderlo ni una vez, por lo complejo que le había resultado subir tanto de peso.

O cuando le mencionamos el video que Marcos "Chino" Maidana realizó desafiándolo, junto a otros peleadores. "¿El puede dar peso welter?", dijo risueñamente en referencia a la contextura física actual del argentino.

No hubo tiempo para el habitual careo. Esa carta probablemente se la guardarán los promotores para el miércoles, día de la conferencia de prensa final.