Argentina ganó y aseguró el pase a cuartos

Argentina ganó y aseguró el pase a cuartos

La Albiceleste derrotó por 2-0 a Catar y aunque no brilló, mejoró el nivel y consiguió su primera victoria en la CONMEBOL Copa América. Este viernes jugará en cuartos de final ante Venezuela.

WWE RAW
WWE RAW
En Vivo
WWE SURVIVOR SERIES
WWE SURVIVOR SERIES
En Vivo
BOCA JUNIORS VS UNION
BOCA JUNIORS VS UNION
En Vivo
FC AUGSBURGO VS HERTHA BERLIN
FC AUGSBURGO VS HERTHA BERLIN
En Vivo
RIVER PLATE VS FLAMENGO
RIVER PLATE VS FLAMENGO
En Vivo
RB LEIPZIG VS FC COLONIA
RB LEIPZIG VS FC COLONIA
En Vivo
FC UNION BERLIN VS MONCHENGLADBACH
FC UNION BERLIN VS MONCHENGLADBACH
En Vivo
FORTUNA DUSSELDORF VS BAYERN MUNICH
FORTUNA DUSSELDORF VS BAYERN MUNICH
En Vivo
DESCARGA LA APP
EFE

La selección de Argentina se clasificó este domingo para los cuartos de final de la Copa América al ganar por 2-0 a Catar con goles de Lautaro Martínez y Sergio Agüero, en un partido donde encontró su mejor versión y cuyo resultado deja fuera del torneo al equipo árabe.

La Albiceleste estaba obligada a ganar para pasar sin depender de otros resultados y encarriló la victoria con un tempranero gol a los cuatro minutos de juego pero no la pudo sentenciar hasta al recta final, cuando Agüero hizo el segundo.

Después de las críticas sufridas, este balsámico triunfo clasifica a Argentina como segunda del Grupo B con 4 puntos, gracias también a la victoria de Colombia frente a Paraguay (1-0) y se verá en los cuartos de final contra Venezuela el viernes 28 de junio en el Maracaná.

No resultó una victoria plácida de Argentina, pues el corto resultado y el desparpajo de Catar para jugarle sin respeto a su rival mantuvieron la incertidumbre hasta los instantes finales.

El seleccionador de Argentina, Lionel Scaloni, armó el equipo titular como le gusta a Messi, con dos socios en la línea de ataque como los tiene en el Barcelona y los escogidos fueron Agüero y Martínez. Decisión acertada del técnico a la luz de los goles anotados.

Con el 4-3-3 que la Albiceleste solo había utilizado hasta ahora en los últimos minutos del partido con Paraguay (1-1), el equipo argentino comenzó pletórico, lanzado al ataque para resolver el partido por la vía rápida.

En 5 minutos los argentinos habían acumulado tres ocasiones de gol, y a la tercera fue la vencida, gracias a una pifia de la defensa de Catar, que le regaló el balón a Martínez en el borde del área y este no perdonó con un disparo raso y pegado al palo que acabó en la red.

El gol no sirvió para que Argentina mantuviese la consistencia en los siguientes minutos y volvió a acarrear los mismos problemas para llevarle balones a Messi que en los partidos anteriores, con muchas imprecisiones en pases cortos que eran miel sobre hojuelas para que Catar, replegado con cinco defensas a la espera de contraatacar.

Sin el factor sorpresa inicial, los argentinos pisaron el área rival de manera muy esporádica y sus mejores opciones antes del descanso pasaron por un disparo de Agüero demasiado cruzado y un remate de cabeza de Nicolás Otamendi.

En frente Catar fue asentándose en la cancha, ganando confianza y concentró su ataque por las bandas, lo que le permitió atemorizar a la defensa argentina con dos acciones muy claras que fueron invalidadas por fuera de juego pero que dejaban muy claro las armas ofensivas del cuadro árabe.

Ni bien comenzó el segundo tiempo Scaloni quitó a Lo Celso para poner en cancha a Marcos Acuña, con la clara misión de reforzar la línea de centrocampistas y frenar las acometidas del rival.

Así el equipo argentino volvió a su versión arrolladora y en un lapso de apenas dos minutos sumó tres ocasiones muy claras de Agüero, al que se le seguía resistiendo el gol.

Primero fue un disparo que un defensa desvió a saque de esquina y después dos remates consecutivos a apenas dos metros del arco, donde el primero de ellos fue atajado por portero Al Sheeb y el segundo se perdió por línea de fondo.

La constancia de Agüero tuvo premio en el minuto 82 cuando recogió el balón con metros por delante e inició una de esas carreras que tanto suele hacer en el Manchester City para irse en velocidad de los defensas y poner un disparo raso y cruzado con el que sentenció el triunfo para la Albiceleste y aseguró la fiesta en las tribunas.

Faltaba el gol de Messi, que lo intentó pero estuvo desacertado cuando en el corazón del área conectó un balón que se fue alto, una oportunidad que no le frustró, pues lo volverá intentar esta vez en los cuartos de final contra Venezuela.

Publicidad
¡Link copiado en el portapapeles!
Publicidad